Mes de garantía

Todos hemos estado involucrados de alguna manera en el arriendo de un departamento, unos como arrendatario y otros como propietario. No importa de dónde lo mires, siempre es un tema polémico, ya que legalmente no está bien normado y siempre existirán roces, dependiendo de los intereses de cada parte.

Arrendatarios que no pagan

Las grandes incertidumbres al momento de invertir en un departamento, tienen que ver precisamente con los arrendatarios. ¿Qué pasa si no se arrienda? ¿Y si lo arriendo pero no me pagan? Son riesgos concretos; existen, pero no son un factor determinante para desistir de tus ganas de emprender tu camino a la independencia económica.

Despídete de los corredores para siempre

Comprar un departamento para inversión es un proceso largo, que conlleva muchos trámites y asumir ciertos gastos en el camino. Generalmente el trámite dura un par de meses y trae consigo un sinfín de papeleo, por lo que siempre es bueno tener el apoyo de una persona que conozca bien el tema para que te oriente y optimice cada paso, con el fin de que todo salga bien en el menor tiempo posible.

Perfil del arrendatario: ¿qué buscan?

Cuando compras un departamento para inversión, las características del mismo te darán pistas para saber quién será tu público objetivo. No es lo mismo comprar un inmueble de 3 dormitorios que un loft. Los arrendatarios serán tus clientes, por lo que es importante considerar algunos aspectos fuera de lo más básico, que pueden influir enormemente en el atractivo que tendrá tu inversión.